Jaiku del mes

ISSA

De no estar tú,
demasiado enorme
sería el bosque

kimi nakute
makoto ni tadai no
kodachi kana

martes, 18 de enero de 2011

La gilipollez de vivir en una urbanización

Hoy por hoy, en determinados círculos la gente se siente muy orgullosa de vivir en una comunidad con piscina.

Llegan al  extremo de que aunque no tengan piscina y únicamente dispongan  tengan un trozo de césped  (del que les corresponde escaso metro cuadrado) presumen de ello: el caso es disponer un sitio para sentarse  en su tiempo libre junto (muy junto) a sus hijos y disfrutar de lo bueno de la vida.     Y es que lo que  les gusta es permanecer aletargados en su pequeño espacio separado del resto del mundo por una verja que impide el paso a los de fuera y les garantiza la máxima seguridad y sobretodo, el  privilegio de que  sólo los propietarios  pueden estar ahí, y el resto del mundo, no.

Es curioso porque cuando yo paso por fuera, y les veo ahí dentro, apiñados, y orgullosos, lo primero que se me viene a la cabeza es  la zona de los simios en el zoo. Con la diferencia que estos humanos se han encerrado así mismos. Eso sí, en su urbanización privada.

2 comentarios:

  1. Hola autor.

    Solo escribo para decirte que es imposible que estes más acertado. Yo actualmente vivo en una "urbanización" de estas y te confirmo que es lo más estupido que puede haber. Los domingos, como sea, me piro porque es absolutamente insoportable el gentío que hay.
    Además, fíjate si serán subnormales que tenemos la playa a 100mts y se quedan aquí, apiñados en la piscina, gritando como locos, molestandome a mí que soy el tonto que alquilo un 1ero.
    Como si fuera poco, no está en el centro del pueblo, claro, por lo que tengo todas las desventajas de vivir fuera (internet fatal,negocios,etc) y ninguna de las ventajas, por ejemplo la naturaleza. Naturaleza es irte a vivir al monte, a una urbanización de verdad, de chalets, no en un jardincito compartido por 150 vecinos.
    En fin, soy un pringado pero dejaré de serlo pronto que estoy buscando como loco.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. No,una urbanización de verdad no existe.Mis padres compraron un chalet y tenemos zona verde al lado,así que tenemos un pequeño bosque.Pero si sumamos que hace poco el maldito alcalde ordenó una tala masiva de árboles,y que hay un montón de casas alrededor del bosquecillo...pues ya no es lo mismo.
    El que quiera campo de verdad,tiene que irse a una casa aislada de verdad,porque si hay casas cerca,cagado la hemos.Por lo que a mi respecta,volveré a vivir a la ciudad.

    ResponderEliminar